Cabezal

redes sociales

728 X 90

A la caza de “primeras veces”

LC en Portones
A la caza de “primeras veces”

Estas vacaciones, LC y Portones te invitan a poner pausa, apostar por el asombro y generar nuevas experiencias, de esas que quizás se conviertan en recuerdos imborrables para nuestros hijos

Junio 21, 2016

 

vacaciones-de-julio_2016_-01-01-(2)

 

Por Martina Pérez

Soy mamá desde hace nueve años y, lo siento, pero no voy a afirmar nada nuevo: educar es una tarea realmente compleja. Requiere aprender. Y aprender no solo y no tanto de los libros ni de los consejos ajenos, sino sobre todo, a fuerza del viejo y querido “ensayo y error”.

Y en este intenso camino de aciertos y desaciertos, está el tiempo de vacaciones. En marzo el año escolar comienza con su ritmo frenético y exigente, y ahí vamos todos como un rebaño de ovejas, padres e hijos, subidos al tren de la vorágine, demandados pero seguros porque nuestras agotadoras rutinas funcionan bajo un riguroso manual de instrucciones: viandas escolares matutinas y vespertinas, gimnasia artística después del cole, fonoaudióloga a las 6 de la tarde, tareas domiciliarias, y un sinfín de etcéteras. Y, de pronto, ¡stop! Cuando ya veníamos súper programados y en pleno ritmo, aparecen las vacaciones de julio, como una especie de aterrizaje forzoso.

Tras varias vacaciones familiares frustradas en mi haber, desde hace unos años me gusta pensar en las vacaciones como un tiempo de ocio verdadero, de juego libre, de encuentro con la naturaleza, de pausa y dejar fluir los sentidos.

Hace ya unos años que me propongo firmemente aprovechar estas dos semanas para dejar a un lado nuestra necesidad de llenar a nuestros hijos de actividades, con un cronograma amorosa y minuciosamente programado. A veces lo logro, otras veces no.

Lo que sí tengo claro es que esta agobiante manía que los adultos de hoy tenemos de programarlo todo, incluso el ocio, atenta peligrosamente contra el indispensable factor sorpresa.

Creo que la curiosidad es algo que los padres deberíamos siempre alimentar y proteger. El asombro es el deseo para conocer, decía Tomás de Aquino. Y es el primer paso para explorar y aprender. Todos nacemos con asombro, es cuestión de respetarlo. Aprovechemos las vacaciones para recordar y sobre todo, experimentar esto con nuestros hijos.

¿Qué tal si pensamos las vacaciones como un tiempo de “primera vez”? Salgamos a la caza de nuevas experiencias. No tiene por qué ser un súper viaje. Una clave es no dar las cosas por supuesto. Recordar que nuestros hijos están “estrenando el mundo”. Salirnos de la rutina:  una excursión a un cerro, juntar piñas por el bosque, soplar juntos los panaderos, mostrarle los colores del cielo al atardecer y las noches estrelladas de Van Gogh…  ¿Cuándo nos tomamos una pausa con nuestros hijos para hacer estas actividades?

 

Foto Olivia Pérez

Foto Olivia Pérez

 

Las propuestas de Portones para estas vacaciones apuntan en la misma dirección. Vivamos con asombro. Espectáculos de magia, circo, pompas de jabón nunca antes vistas, malabares, cuerda floja… Invitaciones que de tan simples y sensoriales, quizás pueden convertirse en potenciales oportunidades de vivir experiencias nuevas para nuestros hijos, a veces demasiado estimulados y expertos.

Tenemos dos semanas libres por delante. Aprovechemos. Elijamos para estas vacaciones actividades que puedan generar asombro en nuestros hijos, experiencias que quizás puedan convertirse en recuerdos irrepetibles. Acerquémosle oportunidades que tal vez despierten su curiosidad. Seamos testigos de esa emoción. Vivamos esa emoción por primera vez con ellos o volvamos a revivirla juntos, por qué no.

Aquí van cuatro para el asombro, elegidas por LC en Portones.

 

1. Buscando un tiempo

Ideal para: familias que disfruten del humor, la adrenalina y el arte del circo, en este caso conjugada con el teatro.
La propuesta: Espectáculo con malabares con clavas, platos chinos, pelotas de cristal, equilibrios en monociclos y rola bola.
El gran número final: la cuerda floja.
Cuándo: Jueves 30 de junio a las 16.30 hs. en Plaza de Comidas de Portones Shopping.

2. Circolímpico 

Ideal para: padres y abuelos que quieran transmitir e inculcar a sus hijos o nietos la historia de los Juegos Olímpicos, de forma dinámica y entretenida.
La propuesta: en el año de las Olimpíadas, un homenaje desde el circo a los grandes atletas uruguayos que han obtenido medallas en diferentes juegos a lo largo de la historia.
En escena: malabares con aros, pelotas de fútbol, sombreros, equilibrio en esfera de gran tamaño, diferentes monociclos y el gran barco flojo.
Cuándo: Martes 5 de julio a las 16.30 hs. en Plaza de Comidas de Portones Shoppping.

3. Blum, pompas de jabón 

Ideal para: familias curiosas, que disfrutan de lo visual e inesperado, y de la magia con una gran cuota de humor.
La propuesta: un científico y su discípulo presentan en escena diferentes experimentos que dan paso a un gran despliegue de pompas de jabón gigantes, malabares con pañuelos, diábolos,  spinning , globología y, sobre todo, mucho pero mucho humor.
En escena: pompas realizadas con las manos, rellenas de humo y la oportunidad única de ver a un niño dentro de una burbuja.
Cuándo: Viernes 8 de julio de Portones Shopping.

4. Magia 

El martes 28 de junio, viernes 1º y jueves 7 de julio se podrán ver espectáculos de magia también a las 16.30 en la Plaza de Comidas.

 

 

 

 

¿Qué opinás?

Acerca del autor

Me llamo Dolores de Arteaga y soy del 70. Amo la vida, con sus dulzuras y sus sinsabores, con mi pasado y mi presente. Tengo un largo camino recorrido como mujer y como ser humano, con todo lo que estas palabras implican. Fui niña y adolescente. Soy hija y madre, mujer de mi marido y amiga. ¿Mi marido? Mi pilar, el compañero que elegí desde que lo conocí, que nunca me cortó las alas para volar. ¿Mis hijos? Son lo más importante y fuerte que me pasó desde que nací. ¿Mis amigas? Son del alma, fueron mi propia elección, son mi otro yo, ven la vida con mis mismos lentes. sobremi Fui maestra, dueña de una tienda de segunda mano y ahora soy bloggera. Siempre digo que mis ciclos duran diez años; me gustan los cambios, reinventarme cada tanto. Me parece que las mutaciones forman parte del movimiento y de la riqueza de la vida. A partir de los 40 sentí que estaba empezando la otra mitad de mi existencia y se me despertaron gustos e intereses que quizás estaban dormidos. Me siento más entusiasta ahora que a los 20. Se preguntarán “¿qué se le dio por hacer un blog?”. Tengo intereses de todo tipo. Considero que leer es uno de los placeres de la vida, que el arte nos estimula los sentidos y que viajar nos enriquece el intelecto y el alma. Siempre me gustó descubrir la otra cara de las ciudades, hacer hallazgos donde no es fácil identificar a primera vista, descubrir y redescubrir lugares, conocer a la gente, estudiar la naturaleza humana en sus diferentes realidades, hurgar un libro hasta el cansancio, improvisar críticas de cine de lo más personales con amigas, salirme del clásico circuito pautado por unos pocos y estar pendiente de qué se puede hacer acá, allá o donde fuere. Pero sobre todo, me gusta reírme, y si es a carcajadas, mejor todavía. También soy una máquina de registrar datos. Siento un disfrute especial cuando lo hago. Mis amigas me llaman las “páginas amarillas”. Y hasta acá llegué para no aburrirlos hablándoles de mi. ¡Entren a descubrir el blog! ¡Para mí es un verdadero disfrute hacerlo!

Ver todas las entradas de lacitadina.

Banner observador 1 interna

Banner observador interna 2

Otra Noticias

banner observador interna 3

Not3