Cabezal

redes sociales

728 X 90

“Para que las dificultades de ser padres dejen paso a la maravilla de serlo”

LC en Portones
“Para que las dificultades de ser padres dejen paso a la maravilla de serlo”

Libros para padres. La psicóloga de niños y adolescentes, Liliana Saibene, nos ayuda a verlos como compañeros de ruta, sin quedar cercados por ellos

Octubre 18, 2016

 

 

liliana

 

Por Dolores de Arteaga. Fotos Olivia Pérez. 

Haber tenido la oportunidad de ser mamá, es el regalo más lindo que me dio la vida. Pero eso no quita que más de una vez me haya planteado: “¿Nací para ser madre?” Es que como padres muchas veces nos sentimos perdidos. Desorientados. Por no decir al límite del colapso nervioso. A veces, es una gota que desborda el vaso, por permitirnos pasar nuestros ¿conocidos? límites y no saber parar las situaciones antes de explotar. Sobredimensionamos rezongos, exponiendo nuestras miserias. Decimos algo y al rato nos contradecimos. Ponemos penitencias sabiendo, desde el momento en que las pronunciamos, que no las vamos a poder cumplir. Nunca. Generamos niños déspotas. Hijos de las culpas. Es que nadie nos enseñó a ser padres…

Entonces, ante una nueva protesta o reclamo de uno de mis hijos, saco de la manga: “Doy lo que puedo. Es la mamá que les tocó.” Plim.

Los libros “guía” o de orientación familiar, siempre me ayudaron mucho en la educación de mis hijos. En parte, me sentí acompañada en sus páginas. Fui incorporando y haciendo míos muchos conceptos e ideas, haciendo carne de todas y cada una de sus palabras. En este punto me identifico mucho con el pedagogo brasileño Paulo Freire, quien decía: “Estudiar no es un acto de consumir ideas, sino de crearlas y recrearlas.”

Me contacté con la psicóloga infantil y de adolescentes Liliana Saibene, con una sólida formación y amplia trayectoria en el trabajo con padres. Ella nos da su punto de vista, con el cual coincido plenamente, sobre los libros de orientación familiar.

 

 

Dolores: ¿De qué manera los libros de apoyo para padres ayudan?

Liliana Saibene: Aprender a ser padre no se enseña, te vas haciendo en la marcha, en el diario vivir. El acompañamiento de los libros para padres es un sostén muy importante, porque es una envoltura que de alguna manera te arropa los miedos y te acepta que te puedas equivocar. Es como un referente, te larga alguna línea por dónde seguir.

Perdidos en esto de ser padres, me acuerdo de Pulgarcito, cuando se encuentra en ese bosque con una cantidad de peligros, y de golpe no sabe cuál es el camino que tiene que tomar para llegar a su casa. La primera vez que el papá abandona a Pulgarcito y a sus hermanos en el bosque, porque no pueden alimentarlos, Pulgarcito pone piedritas para recordar el camino a casa. Luego el padre se arrepiente y los vuelve a traer a casa, pero al no poder con la situación nuevamente, los abandona en el bosque por segunda vez. En esta ocasión Pulgarcito deja caer migas de pan para marcar el camino, pero los pájaros se las comen; esas cosas son perecederas. Los libros, de repente, pueden asemejarse a esas piedritas que de alguna manera son más consistentes y que te ayudan a “brujulear” un poco la travesía, a llegar a determinados lugares. Pero también podés hacer una disgresión propia de la realidad que también te convoca, porque un libro te puede decir una cosa, pero tú ves que en la realidad se van dando otras situaciones. Entonces, tenés los colores básicos, los primarios, pero después vas haciendo tus matices.

D: Para trabajar una situación específica, por ejemplo, un duelo, una enuresis, ¿recomendarías libros orientativos?

LS: Sí, pero que no dejen a los padres vallados, entrampados, sino que les den libertad.

Por ejemplo, la psiquiatra Natalia Trenchi habla y escribe tomando como punto de partida sus historias clínicas, respetando la privacidad de cada paciente, y de alguna manera ejemplifica cosas y deja puertas abiertas. Para que las dificultades de ser padres dejen paso, en el día a día, a la maravilla de serlo. Siempre, claro está, que no sea solo letra, y que vaya re-escribiéndose en cada situación.

D: Compartimos la idea de que los libros no sean como recetarios. 

LS: Es que el conocimiento no tiene que ser algo burocrático que nos atrape, sino como una masa madre, donde tú pongas y después dejes leudar. Es ahí donde ves que los libros pueden ser interesantísimos, porque los vas a poner en otra masa y van a ser pancitos muy distintos, porque no hay recetas. Es convertir el conocimiento en autogestor, te lo vas apropiando de una manera muy personal.

Es como cuando trabajás sobre un determinado pintor en una clase con niños, y después ellos hacen algo que no es una copia, sino algo que es un ensamblaje donde no se reconocen las partes.

o

“El conocimiento no tiene que ser algo burocrático, sino como una masa madre, donde tú pongas y después dejes leudar. Es ahí donde ves que los libros pueden ser interesantísimos (…). Es convertir el conocimiento en autogestor”.

o

D: Concluyendo, habría que ver al libro como un compañero de ruta. 

LS: Claro, libros que acompañen y sostengan mucho. Que respeten y sepan que no van a dar cátedra, sino que van a dejar un espacio vacío desde donde se crea una vasija, y ese espacio vacío es otro espacio para “crear” y “creer”, y ambos tienen mucho que ver: si crees-creas, y si creas-crees. Un buen escritor tiene que tener esa libertad y no pensar que su palabra va a quedar como una palabra quieta, sino que se va a mover en la vida, va a tomar cuerpo en lo cotidiano y va a ayudar. Los libros son seres vivos, a ellos les gusta que los acaricien, que los toquen, que los vivan. No pueden quedar durmiendo.

o

“Libros que acompañen y sostengan. Que respeten y sepan que no van a dar cátedra, sino que van a dejar un espacio vacío desde donde se crea una vasija, y ese espacio vacío es otro espacio para crear y creer”.

o

Muchas veces nos acercamos a las librerías y nos encontramos con una gran oferta de títulos y autores, sea cual fuere el género que estamos buscando. Eso mismo sucede cuando nuestro interés está enfocado hacia temas de educación. Pareciera que el abanico de propuestas se extiende año a año. Por este motivo, me arrimé a Portones Shopping a ver qué me inspiraba para recomendarles. Y luego, Liliana aportó su reseña desde la psicología que hoy nos acompaña.

 

El Lenguaje No Verbal de los Niños Autora: Gwyneth Doherty-Sneddon / Lumen Libros Libros: $ 490

El Lenguaje No Verbal de los Niños
Autora: Gwyneth Doherty-Sneddon / Lumen
Libros Libros: $ 490


Liliana Saibene:
Lo que no puede ser dicho, aún puede ser mostrado, decía Wittgestein. El lenguaje no verbal dice mucho más.Aprender a leerlo.Mirar a los niños es tan importante como escucharlos.Son otros ‘decires’ que también nos hacen humanos.

La autora pretende documentar alguna de las formas en que se comunican los niños, más allá de lo que dicen, desde el nacimiento hasta el final de la escuela primaria. Brinda un medio para que los adultos interpreten los datos no verbales, y puedan observar a través de ellos el desarrollo de la mente de los niños. Gestos, miradas, tacto, postura, vocalizaciones, olfato. ¡Cuántos instrumentos que hacen música! A veces en forma deliberada, otras automáticamente.

El término comunicación, ‘communico’, es compartir. Cuando compartimos pensamientos, sentimientos, nos estamos comunicando, y allí la sensibilidad y la receptividad son esenciales.Indicios que la intuición descubre. Claro que cada cultura tiene los suyos propios. ¿Qué pasa cuando los niños lloran? Según la autora, es preciso responder. El grado de receptividad y sensibilidad que muestran los padres influye en la confianza, la seguridad y el apego del niño a sus padres. Esto tiene una gran influencia en su desarrollo social, afectivo, emocional y cognitivo.

El uso del lenguaje de señas de bebés va ‘brujuleando’ la comunicación. El tacto, los gestos, la mirada, pilares esenciales y catalizadores sin los cuales el ser humano no podría subsistir. Los padres deben estar atentos y disponibles, ajustar la distancia de intimidad a un equilibrio que brinde tranquilidad y seguridad. Una sintonía mutua.

Y también los docentes están convocados para hacer los ajustes necesarios en el proceso de aprendizaje. Trabajadores sociales, peritos, médicos, psicólogos, enfermeras, todos y cada uno desde su lugar, debemos saber que la comunicación es un proceso de ida y vuelta. Crear vínculos muy estrechos en ese más allá-más acá de la palabra.”

 

Alternativas al Castigo Educación emocional en la familia Fernando Bryt / Fin de Siglo Bookshop: $ 440

Alternativas al Castigo
Educación emocional en la familia
Fernando Bryt / Fin de Siglo
Bookshop: $ 440

 

Liliana Saibene: “Vamos a soplar bien fuerte el ‘¡No… No!’, ¡Los gritos! El castigo, la recompensa. Apostar a la participación en la resolución de conflictos. A los mecanismos de auto regulación, de “auto tranquilización”.  Todo un desafío ser padres hoy, ¿no les parece?

Poder estar realmente disponibles, en ese delicado equilibrio, que va permitir emerger la potencialidad innata de nuestros hijos, la auto conciencia positiva, creativa y saludable. Así, dice Bryt: ‘Serán capaces de comprenderse, ubicarse y proyectarse en un mundo en el cual el sufrimiento y los conflictos los esperarán, y su felicidad dependerá de cómo consigan lidiar con los mismos, superarlos y seguir adelante.’

Nos convoca a dar importancia a nuestras emociones, y sugiere programas de educación, donde los padres tengan un rol primordial, no dando tanta importancia a las calificaciones sino a la felicidad. Nos invita a dejar de ser meros lectores, aceptando el desafío de poner en práctica las herramientas para experimentar los cambios y mejoras en nuestras familias.

Resulta así un libro clave para este tiempo en nuestro país. Propone educar sin gritos ni castigos, teniendo en cuenta que las familias saludables no están exentas de conflictos, pero si son capaces de aceptarlos e intentan resolverlos, serán oportunidades únicas para enseñar a sus hijos a manejar situaciones difíciles en la vida. Así, los padres no estarán criticando, discutiendo arbitrariamente, sino más bien buscarán caminos alternativos.

El autor nos alerta a que no esperemos encontrar todas las respuestas a todos los problemas, ni tampoco soluciones definitivas, instándonos a buscar caminos alternativos y saludables.

En la escuela del futuro hay un cartel que dice: ‘¡Bienvenidos!’ Este es un espacio donde puedes equivocarte. Si te sale mal, lo intentaremos otra vez.

Y como leitmotiv de este libro, citaría a Jung, parafraseando al autor: ‘Conozca todas las teorías, domine todas las técnicas, pero al tocar un alma humana sea apenas otra alma humana’.

Los invito a recorrer sus páginas y recoger vuestra cosecha. Semillas que sin duda crecerán con vigor y esperanza.”

o

“Como leitmotiv de este libro, citaría a Jung, parafraseando al autor: ‘Conozca todas las teorías, domine todas las técnicas, pero al tocar un alma humana sea apenas otra alma humana’.“

o

 

Contacto:

Psic. Liliana Saibene
Cel. 099 643 713
Mail liliana.saibene@gmail.com

 

 

 

¿Qué opinás?

Acerca del autor

Me llamo Dolores de Arteaga y soy del 70. Amo la vida, con sus dulzuras y sus sinsabores, con mi pasado y mi presente. Tengo un largo camino recorrido como mujer y como ser humano, con todo lo que estas palabras implican. Fui niña y adolescente. Soy hija y madre, mujer de mi marido y amiga. ¿Mi marido? Mi pilar, el compañero que elegí desde que lo conocí, que nunca me cortó las alas para volar. ¿Mis hijos? Son lo más importante y fuerte que me pasó desde que nací. ¿Mis amigas? Son del alma, fueron mi propia elección, son mi otro yo, ven la vida con mis mismos lentes. sobremi Fui maestra, dueña de una tienda de segunda mano y ahora soy bloggera. Siempre digo que mis ciclos duran diez años; me gustan los cambios, reinventarme cada tanto. Me parece que las mutaciones forman parte del movimiento y de la riqueza de la vida. A partir de los 40 sentí que estaba empezando la otra mitad de mi existencia y se me despertaron gustos e intereses que quizás estaban dormidos. Me siento más entusiasta ahora que a los 20. Se preguntarán “¿qué se le dio por hacer un blog?”. Tengo intereses de todo tipo. Considero que leer es uno de los placeres de la vida, que el arte nos estimula los sentidos y que viajar nos enriquece el intelecto y el alma. Siempre me gustó descubrir la otra cara de las ciudades, hacer hallazgos donde no es fácil identificar a primera vista, descubrir y redescubrir lugares, conocer a la gente, estudiar la naturaleza humana en sus diferentes realidades, hurgar un libro hasta el cansancio, improvisar críticas de cine de lo más personales con amigas, salirme del clásico circuito pautado por unos pocos y estar pendiente de qué se puede hacer acá, allá o donde fuere. Pero sobre todo, me gusta reírme, y si es a carcajadas, mejor todavía. También soy una máquina de registrar datos. Siento un disfrute especial cuando lo hago. Mis amigas me llaman las “páginas amarillas”. Y hasta acá llegué para no aburrirlos hablándoles de mi. ¡Entren a descubrir el blog! ¡Para mí es un verdadero disfrute hacerlo!

Ver todas las entradas de lacitadina.

Banner observador 1 interna

Banner observador interna 2

Otra Noticias

banner observador interna 3