Cabezal

redes sociales

728 X 90

El templo de los jueves

Por amor al arte
El templo de los jueves

Letra Nueva es una revista literaria creada por un grupo que mutó con el tiempo. Sus siete integrantes se definen como un “movimiento cultural montevideano”, que ya va por su primera década

noviembre 29, 2016

 

 

19-foto-de-ellos

 

Por Dolores de Arteaga. Fotos Olivia Pérez 

Los jueves es el día sagrado. El día del templo cultural. Donde la veta librepensadora se encuentra a sus anchas. Porque ahí está todo permitido. Nadie juzga. Todos suman. Todos crecen. Trascienden sus propios pensamientos. Esa es la idea de Letra Nueva, una revista literaria que reúne a un grupo de siete personas desde hace diez años, con publicaciones trimestrales.

Alicia Escardó, Ana Lecueder, Pablo Concari, María del Carmen Gueçaimburu, Carlos Lucena, Magdalena Moldes y Esther Aldabalde son los integrantes de este espacio abierto a la cultura. Un grupo variopinto en cuanto a actividades laborales, pero aunados por una misma pasión: honrar las letras.

Salvando las diferencias, no puedo evitar retrotraerme en el tiempo e irme en pensamiento a los cafés del 900, donde tanto Montevideo como la vecina orilla fueron el terreno propicio de encuentros democráticos. Esas tertulias literarias donde surgieron los grandes de la literatura rioplatense.

Volviendo a nuestros tiempos, la sede de este grupo no es un café, sino la casa de María del Carmen, donde después de tanto tiempo, todos y cada uno ya se siente como en casa. Como en todo grupo, mantienen sus códigos, se conocen hasta los gestos más ínfimos y se adjudicaron sobrenombres acordes a las personalidades de cada uno. Alicia Escardó fue la que rompió el silencio: “Letra Nueva surgió como una revista para publicar textos de escritores, entrevistas, reseñas. Todo lo relacionado con la literatura. Nosotros también publicamos cosas nuestras. Hemos detectado que hay mucha gente ávida de acercarse a la cultura.”

Dolores: Letra Nueva, ¿cómo fueron sus comienzos?

 

7

 

Carlos Lucena: Los gestores de Letra Nueva fueron Fernando Prego y Claudio del Pup. La revista tuvo dos etapas. En la primera, del 2001 al 2005, estuvieron solo Alicia Escardó, Fernando Prego, Claudio del Pup y Esther Aldabalde. En la segunda gestación nos incorporamos los demás, presentes hoy en la entrevista.

D: Primera etapa. Crisis en el país y en el Río de la Plata. ¿Cómo fue arrancar con una revista literaria en esa situación?

Alicia Escardó: A pesar de que fue una experiencia divina y mucha gente nos la pedía,  fue una época difícil, crisis mediante, entonces en determinado momento decidimos parar. Yo me fui a España durante esos años. Después retomamos en el 2012 con este grupo actual.

D: ¿Por qué Letra Nueva?

AE: Por darle la oportunidad a gente que tal vez no podía publicar. Antes era más caro y más difícil publicar. Hoy algunas cosas se han facilitado. Es un nombre que sigue vigente. Ahora que lo pienso, siempre que vos escribís, la letra es nueva, porque surge, porque es fruto de la inspiración.

D: ¿Cómo es la dinámica del grupo?

Ana Lecueder: Vemos lo que surge cada día. Si alguien escribió un cuento; si tenemos un autor nuevo que uno descubrió, leemos una parte; o comentamos los cuentos que escribimos y aprendemos a corregir. En definitiva es lo que más nos gusta, porque nos convertimos en editores. Yo traigo un cuento que está horrible y ellos me dicen: “Bórralo, el final está mal”. Descubrimos que eso nos gusta mucho, que lo hacemos bien y lo fuimos perfeccionando. Incluso conseguimos clientes que escribieron libros y nos piden que los corrijamos.

D: La revista fue mutando a través del tiempo. 

AL: Sí, siempre la fuimos cambiando. Si nos preguntás cómo era una edición hace cinco años comparada con la actual, te digo que son totalmente diferentes. Ahora decidimos hacer por temática y antes era literatura en general; antes, cualquier cuento que lo considerábamos que estaba bueno, que calificaba, que tuviera calidad, lo aceptábamos. Queríamos que la revista hiciese de base para la gente que no tenía dónde editar sus cuentos. Después se nos fue esa fantasía. Hoy elegimos un tema y solo hablamos de él.

AE: Del blanco y negro a un color, después fue aumentando la cantidad de hojas, la calidad del papel, e ilustramos con obras de artistas plásticos que le dio otra riqueza.

Maria del Carmen Gueçaimburú: Cuando encaramos el tema de la estética nos preocupó que no fuera un tema frívolo, demasiado comercial, y resulta que en definitiva es una fantasía de cuestionamiento, porque nada que concierne al ser humano es frívolo y todo concierne a la literatura.

o

“(También me gustaría) transmitir un mensaje de emprendimiento, que la gente lo toma positivamente en el sentido de: ‘Mirá estos siete locos veteranos o surgidos de ambientes totalmente diferentes, cómo se juntaron y trataron de sacar adelante una revista…’”

o

D: ¿Hay espacio hoy para una revista literaria? 

CL: La revista hoy se emparenta más a lo que puede ser un blog. El ámbito de las revistas literarias no está enormemente cultivado en nuestro país y en muchos lados, entonces es un espacio que tal vez procura recrear de algún modo ese vínculo con ese objeto que tiene una equis cantidad de páginas, que no tiene la densidad tal vez del contenido de un libro, y a la que no vamos a encontrar en todos lados, como en la peluquería. Esto es todo un descubrimiento.

 

15

 

D: Cuando ven la revista pronta para salir. ¿Se quedan contentos con el trabajo realizado? 

AL: Tenemos confianza en el producto terminado, siempre nos queda bien. Estamos orgullosos de lo que hacemos. Sabemos elegir, sabemos corregir, es como comerte un bombón bien hecho antes de irte a dormir, es como prender una chispita a la gente y que le interese leer, que le tome el gusto a la buena lectura porque estamos ofreciendo una cosa que está buena. Cada vez que terminamos una edición nos decimos: “¡Qué buena nos quedó!” Y esa es la verdad.

Pablo Concari: A mí me gustaría expresar dos cosas que son importantes. Una es el hecho literario y cultural de la revista, y otro es el transmitir un mensaje de emprendimiento, que la gente lo toma positivamente en el sentido de: “Mirá estos siete locos veteranos o surgidos de ambientes totalmente diferentes, cómo se juntaron y trataron de sacar adelante una revista…” Y este es un buen mensaje que completa el literario o el artístico.

La sacamos con esfuerzo, y como grupo de amigos nos completa. Nos estresamos, nos cansamos, nos peleamos, discutimos, y cuando sale la revista es como si llegáramos al final de la peregrinación, una gran satisfacción.

 

14

 

D: Más allá de lo literario, veo una linda amistad detrás o delante de todo esto.

Magdalena Moldes: Lo maravilloso de esto es que cuando nos empezamos a conocer yo no sabía si Pablo tenía hijos, si Alicia estaba casada, es decir, no sabíamos desde la vía personal, desde el chisme de cada uno, pero sí teníamos el cuento, la carne, la esencia de esa persona a través de sus cuentos. Era como una especie de código implícito no dicho, en el cual lo que volcábamos ahí era muy intimo, quedaba ahí y lo compartíamos entre nosotros. Eso creó unos lazos increíbles. Después nos fuimos haciendo amigos con el tiempo. El grupo es como un remanso en donde todos volcamos nuestras cosas más profundas y no tienen por qué ser personales.

PC: Yo lo llamaría “el fenómeno de los Jueves”, ya que es una instancia de amistad, de intercambio, de enriquecimiento mutuo, de conocimiento.

AL: Sin llegar al punto específico de la problemática personal de cada uno y sin decirlo claramente, todos sabemos nuestras sombritas.

o

“Nos estresamos, nos cansamos, nos peleamos, discutimos, y cuando sale la revista es como si llegáramos al final de la peregrinación, una gran satisfacción”

o

D: ¿Cómo se ven a futuro?

PC: Estamos en una etapa de consolidación e incluso de ver nuevas perspectivas con el tema de revistas temáticas, y nos estamos viendo o intuimos que Letra Nueva va a ser algo muy importante. Tendemos a empezar a mirarnos un poco más como algo que trascienda la revista, como un movimiento cultural que va a hacer otros aportes más allá de la escritura en concreto. Si nos preguntás, no lo tenemos bien delineado, pero más o menos venimos trabajando en transformarnos en un movimiento cultural con distintos tipos de apuestas culturales, presentaciones, eventos, etcétera.

D: Algo que quieran agregar…

AL: Letra Nueva ofrece un espacio a los jóvenes y hemos tenido una linda relación con ellos. Hemos publicado cuentos de los liceales de Miguens; es divino ver la felicidad cuando ven lo suyo publicado. Dentro de todo, soy algo más optimista con los jóvenes y su lectura que con los adultos; me emociona mucho.

D: Reflexión final.

MCG: Hacemos lo que nos gusta. Es un camino, algo que se fue forjando. Gente que vino y gente que se fue.

CL: Que sea realmente una invitación, un brazo abierto. Que en el mundo de la literatura se puede llegar a ser individualista y lo requiera, es cierto; pero la creación también necesita del acercarse, del mirarse y del compartir, y Letra Nueva sigue siendo un canal donde se viertan esas cosas. En este marco se invitar a leer, a escribir, a conectarse y seguir apostando por este maravilloso mundo de la literatura.

o

“Lo maravilloso de esto es que cuando nos empezamos a conocer yo no sabía si Pablo tenía hijos, si Alicia estaba casada, es decir, no sabíamos desde la vía personal (…), pero sí teníamos la esencia de esa persona a través de sus cuentos. Era como una especie de código implícito no dicho, en el cual lo que volcábamos ahí era muy intimo”

o

 

ultima

 

 

Puntos de venta
Atención al Cliente de Portones Shopping
Librería Purpúrea. Plaza del Entrevero
Caro Criado. Local Carrasco: Carlos Federico Sáez 6695

 

Contacto 
Letra Nueva
letranueva@letranueva.com.uy

 

 

 

 

 

¿Qué opinás?

Acerca del autor

Me llamo Dolores de Arteaga y soy del 70. Amo la vida, con sus dulzuras y sus sinsabores, con mi pasado y mi presente. Tengo un largo camino recorrido como mujer y como ser humano, con todo lo que estas palabras implican. Fui niña y adolescente. Soy hija y madre, mujer de mi marido y amiga. ¿Mi marido? Mi pilar, el compañero que elegí desde que lo conocí, que nunca me cortó las alas para volar. ¿Mis hijos? Son lo más importante y fuerte que me pasó desde que nací. ¿Mis amigas? Son del alma, fueron mi propia elección, son mi otro yo, ven la vida con mis mismos lentes. sobremi Fui maestra, dueña de una tienda de segunda mano y ahora soy bloggera. Siempre digo que mis ciclos duran diez años; me gustan los cambios, reinventarme cada tanto. Me parece que las mutaciones forman parte del movimiento y de la riqueza de la vida. A partir de los 40 sentí que estaba empezando la otra mitad de mi existencia y se me despertaron gustos e intereses que quizás estaban dormidos. Me siento más entusiasta ahora que a los 20. Se preguntarán “¿qué se le dio por hacer un blog?”. Tengo intereses de todo tipo. Considero que leer es uno de los placeres de la vida, que el arte nos estimula los sentidos y que viajar nos enriquece el intelecto y el alma. Siempre me gustó descubrir la otra cara de las ciudades, hacer hallazgos donde no es fácil identificar a primera vista, descubrir y redescubrir lugares, conocer a la gente, estudiar la naturaleza humana en sus diferentes realidades, hurgar un libro hasta el cansancio, improvisar críticas de cine de lo más personales con amigas, salirme del clásico circuito pautado por unos pocos y estar pendiente de qué se puede hacer acá, allá o donde fuere. Pero sobre todo, me gusta reírme, y si es a carcajadas, mejor todavía. También soy una máquina de registrar datos. Siento un disfrute especial cuando lo hago. Mis amigas me llaman las “páginas amarillas”. Y hasta acá llegué para no aburrirlos hablándoles de mi. ¡Entren a descubrir el blog! ¡Para mí es un verdadero disfrute hacerlo!

Ver todas las entradas de lacitadina.

Banner observador 1 interna

Por amor al arte

Banner observador interna 2

Otra Noticias

banner observador interna 3