Cabezal

redes sociales

728 X 90

Panyaro, un bálsamo para el alma

Cuerpo & Alma
Panyaro, un bálsamo para el alma

Frente al mar, un lugar donde estar presentes. Sacarnos las máscaras y soltar. Relajarnos y expresarnos. Solos o en familia

Febrero 10, 2017

 

 

Por Dolores de Arteaga. Fotos Olivia Pérez

 

Panyaro es la forma coreana de presentar el té. De celebrar ese momento en que uno se sienta alrededor de la taza para beber la infusión. Sorbo a sorbo. Como un bálsamo para el alma. Por eso las hermanas Da Silveira, Manuela y Florencia, eligieron ese nombre para bautizar su nuevo emprendimiento. Un espacio de talleres donde toda la familia va a tener su lugar. Su momento “panyaro”. En el cual puedan, aunque sea por un rato, frenar. Ser conscientes de sí mismos. Descargar y fluir. Expresarse. Ser.

“Es como un círculo de confianza. La palabra círculo nos gusta mucho, es como un recreo familiar. Soñamos con generar una comunidad.”, me comenta Manuela, con mucho entusiasmo. Con Panyaro se cumplió un sueño familiar. Los tres hermanos Da Silveira, Florencia (37), Manuela (35) y Jorge (30), siempre quisieron emprender algo juntos. Manuela casi no necesita presentación. Pero como este es un blog que se lee internacionalmente, bien vale la aclaración. “Manu”, como la suelen conocer, es una gran humorista uruguaya. Versátil y camaleónica como pocas, se adapta fácilmente a un escenario de un teatro como a las cámaras de la tele. Su hermana Florencia es mamá de dos niños e ingeniera de sistemas. Y Jorge, el más chico de la familia, es, según palabras de Manu: “Un pilar de nuestra familia, un genio en todo lo que tiene que ver con logística y transporte. Por eso creemos que puede complementarse muy bien con nosotras y con Panyaro.”

Dolores: Panyaro. Suena musical. Me gusta.

Manuela Da Silveira: Cuando mi hermana Flo acababa de ser mamá por segunda vez, su catarsis venía por “necesito un minuto para tomarme un té en paz.” Hizo un taller de blogging. Ahí empezó a conectarse con un grupo, con la empatía. Y una de las tareas del blogging era la de hacer su propio blog. El de ella se llamó “Self-tea time”. Se armó tremendo dibujo de una taza de té. Ahí encontró que Panyaro era una ceremonia coreana del té, que hasta la han venido a hacer a la Embajada de Corea. Es un rito con mucha delicadeza y con mucha presencia, sumamente armonioso y que te lleva a esa pausa que la podés trasladar a otras acciones de tu vida. Panyaro también se traduce como “Rocío de sabiduría”, que es eso de tomar el té y refrescar tu espíritu para volver a la comunidad siendo mejor.

D: ¿Por qué un espacio para talleres de expresión?

MDS: A mí me encanta tomar talleres. El año pasado estaba en un año sabático en TV y me había anotado en un profesorado de yoga en Buenos Aires, como formación actoral, y ahí me iluminé y pude ver la necesidad de espacios para talleres. De entrar en una sala y hacer que sucedan cosas. Por otro lado, Florencia me decía que a ella le encantaría tener un lugar para ir con sus hijos. El taller de blog la había hecho muy feliz, y se había quedado con ganas de hacer otra cosa que la estimulara. Entonces, desde hace unos meses, empezamos a bajar a tierra el proyecto.

 

 

D: Contame qué talleres van a haber en Panyaro.

MDS: Hay actividades simultáneas para niños y para grandes. Febrero lo mostramos como sabores. Es solo mostrar. Marzo arrancamos con una grilla anual. Va a estar Cata Ferrand con unas clases hermosas de stretching y de higiene de columna y muscular; además, va a dar unas clases de “pachanga”, que es bailar diversos ritmos libres en forma variada y a través de ellos ir armonizando y aceptando nuestro cuerpo con mucho sabor. Mi cuerpo como un santuario y aceptarlo con humor, con placer. Y sé que la clase de baile de Cata está mandada a hacer para eso. ¡Es que ella tiene universos tan enriquecidos! También invitamos a Mariana Olivera, la tallerista de Blogging Therapy, porque es muy emocionante lo que genera en sus grupos. Michelle Darricarrere va a estar a cargo de las prácticas de yoga. También va a haber yoga vincular con Sandra Pingaro, para padres e hijos. Emilia Díaz, que es una amiga, una actriz que forma parte de mi familia artística, a la cual admiro por cómo siempre fue formándose en materia de género y de crianza, también va a estar en Panyaro con Planeta Puerperio, donde la idea es fortalecernos durante la crianza de nuestros hijos; ella armó un grupo divino con tres mujeres espectaculares: la psicóloga Bettina Antelo, la Dra. Mayra Muñoz y Mariana Muslera. Pueden participar madres, padres y cuidadores. Asimismo, van a estar los Círculos de Crianza dirigidos por Emilia Díaz, que van a ser mensuales. También va a estar Maria Mendive que es un genio, estudió en la EMAD, y va a dar un encuentro de Expresión en Movimiento. Ella fue integrando todo a su ser docente, eso de fluir, de jugar con el cuerpo de uno e irse despertando. Al principio, cuando yo lo hacía me era tanto más difícil… Y ahora como que logré entender y jugar. Ella va a estar haciendo eso una vez por semana, y pienso que hay muchos actores que la aman y también van a tratar de venir. El taller Círculo de Bienestar lo va a dar Paty Dieguez, y la intención es ayudarnos a armonizar con el Universo, a transitar el día con una actitud positiva y una mayor conciencia. En los talleres de expresión plástica para niños contratamos a docentes egresados de Bellas Artes. Ella Cibils es como una gurú a distancia, nos envía material, nos ayuda con los contenidos y con el seguimiento de los talleristas de niños. También está Belu, la hija de Maria Mendive. Ella tiene 25 años y es el cerebro de Panyaro, que a mí en estos momentos me está funcionando sólo la mitad (risas). El corazón todo, pero el cerebro es Belu. ¡Le pregunto todo!

o

“Panyaro es una ceremonia coreana del té. Es un rito con mucha delicadeza y con mucha presencia, sumamente armonioso y que te lleva a esa pausa que la podés trasladar a otras acciones de tu vida”

o

D: Y vos Manu, ¿das algún taller?

MDS: Sí, los talleres de Humor y Amor. Yo tenía ganas, desde hace tiempo, de generar encuentros. Me interesa llevar el humor a espacios no convencionales, de llevar un espectáculo a un intercambio de ida y vuelta. Hablar sobre el humor e integrar algunas cosas que fui aprendiendo en este tiempo, que incluye la parte física y espiritual del yoga y de la meditación. Hay un objetivo, que nos planteamos hasta el final, que es el hacer un personaje de humor. Que cada uno se vaya con su personaje basado en un retrato, y mientras lo hacemos intentamos también conectar con la confianza que requiere hacer humor en todo momento. Estar más conectado con tu humor y que sepas cuál es, que te saques el pudor y que unas la vulnerabilidad con el humor. Humor y Amor es también para amarse a uno, es como una herramienta de construcción. Tal vez yo me pude amar más físicamente riéndome de algunas cosas mías.

 

 

D: Creés que todo el mundo puede conectar con su humor? 

MDS: Sin duda, yo creo que sí. Me pasa mucho que por haber hecho humor en TV siempre estaba eso de que “el uruguayo es mas grisáceo” y la verdad es que la gente sorprende. Todos tenemos distintos tipos de humor, no todos nos reímos de lo mismo y eso es lo rico. La invitación es a vivir el humor con mayor apertura, eso de decir “este es mi humor, pero el del otro también está bueno”, entender que es una construcción. Así como somos todos diferentes, somos todos uno; está bueno encontrarnos y que los humores convivan. Es muy valioso el acto de hacer humor.

D: ¿Qué propósito tiene el humor para ti? 

MDS: En mi vida, es minimizar el drama. Yo vivo el humor, siempre está en mi. Hay momentos que son dramáticos y son la base como para después transmitir y transitar hacia el humor, por eso los tengo integrados. Eso quiere decir que tengo que tratar de acercarme a mi fuero íntimo, vivir con honestidad y humanidad, porque hay cosas que son mezquinas y son mías también, y después me río de ello. Lo tengo incorporado todo el tiempo, me gusta y celebro cuando digo “en este momento estoy celosa”, porque antes lo negaba. Así como el amor puede ser puro y por momentos se entremezcla con sentimientos negativos, en el humor pasa lo mismo, hay momentos de tristeza. Es una cosa integral.

o

“En mi vida el humor es minimizar el drama. Yo vivo el humor, siempre está en mí”

o

D: ¿En tu familia siempre se vivió el humor? 

MDS: Sí, claro. Mi hermana es muy graciosa de manera de ser y también físicamente; yo a veces me doy cuenta de que tenemos los mismos gestos o la misma forma de bailar. Mi hermano también es gracioso y es fanático de Mr. Bean, tiene una cosa muy mímica a veces. Mi mamá es como delirante en el maravilloso sentido de la palabra, esa locura que es necesaria también. Para mi madre todo es posible. Para el Día de la Madre le regalamos un taller de Blogging Therapy para hacer las tres, madres e hijas; fueron unos encuentros increíbles, re emocionantes.

D: Transmitís amor con tu mirada. Es algo en lo que siempre reparo. 

MDS: Me entusiasma mucho ver a la gente feliz, deseo mucho el bien, pero uno también es vulnerable y está bueno poder reconocerlo. Sí, tengo una naturaleza simpática, soy de saludar a todo el mundo, no me cuesta. Me encanta hablar con la gente en la calle.

D: Me imagino lo que habrá sido la logística en el armado de los talleres.

MDS: Es un rock and roll total, que tiene momentos de empoderamiento plenos y otros de angustia. Mi hermana Florencia me decía ayer, “Es como si una vez que decidimos abrir Panyaro, nosotras solamente hubiésemos tenido que descubrir algunas cosas…”.  Van surgiendo ideas divertidas cuando uno emprende. Entonces todo empieza a fluir.

D: La integración familiar pareciera ser el hilo conductor de Panyaro.

MDS: Sí, exacto. Dejamos claro que también podés venir solo. Pero la idea es que si venís con tus hijos tengas una experiencia con él y que no quede como un perchero, sino que lo acompañes a entrar y saber en qué anda, que sea más vincular. Eso de llegar, parar un poquito y estar acompasado con la frecuencia del niño. En Payaro lo que tiene es que todo puede surgir, pero lo que sí sabemos que sería inamovible, es que en cuanto a los talleres simultáneos para niños queremos que el espacio sea completamente tranquilo. Toda esa parte queremos que mantenga esa pureza.

D: ¿Creés que faltaba un “Panyaro” en Uruguay?

MDS: Sí, no había, es algo inédito. Ahora… El tema es que hay que ver por qué no existía (risas). Pero la verdad es que está buenísima la idea y estamos atentas a lo que la gente demanda. Vemos que hay un empuje de la gente a querer hacer talleres de bienestar. La gente quiere quererse. Hay como un boom. La empatía y el humor son el futuro.

D: ¿Cómo te ves a ti misma y a tu emprendimiento en un futuro?

MDS: A nivel personal, veo que el contacto con la gente va a ser cada vez más en persona. Siento que mi trabajo va en llevar el humor a otras formas y a otros lugares no convencionales. Es como una fuerza que me baja, esa data de que los intercambios van a ser así. Y en cuanto al espacio lo veo funcionando muy bien, así como veo también otra sucursal, en Estados Unidos, por ejemplo (risas).

 

 

Contacto

Panyaro
Dirección; Luis Piera 1919
Mail: panyaroinfo@gmail.com

 

¿Qué opinás?

Acerca del autor

Me llamo Dolores de Arteaga y soy del 70. Amo la vida, con sus dulzuras y sus sinsabores, con mi pasado y mi presente. Tengo un largo camino recorrido como mujer y como ser humano, con todo lo que estas palabras implican. Fui niña y adolescente. Soy hija y madre, mujer de mi marido y amiga. ¿Mi marido? Mi pilar, el compañero que elegí desde que lo conocí, que nunca me cortó las alas para volar. ¿Mis hijos? Son lo más importante y fuerte que me pasó desde que nací. ¿Mis amigas? Son del alma, fueron mi propia elección, son mi otro yo, ven la vida con mis mismos lentes. sobremi Fui maestra, dueña de una tienda de segunda mano y ahora soy bloggera. Siempre digo que mis ciclos duran diez años; me gustan los cambios, reinventarme cada tanto. Me parece que las mutaciones forman parte del movimiento y de la riqueza de la vida. A partir de los 40 sentí que estaba empezando la otra mitad de mi existencia y se me despertaron gustos e intereses que quizás estaban dormidos. Me siento más entusiasta ahora que a los 20. Se preguntarán “¿qué se le dio por hacer un blog?”. Tengo intereses de todo tipo. Considero que leer es uno de los placeres de la vida, que el arte nos estimula los sentidos y que viajar nos enriquece el intelecto y el alma. Siempre me gustó descubrir la otra cara de las ciudades, hacer hallazgos donde no es fácil identificar a primera vista, descubrir y redescubrir lugares, conocer a la gente, estudiar la naturaleza humana en sus diferentes realidades, hurgar un libro hasta el cansancio, improvisar críticas de cine de lo más personales con amigas, salirme del clásico circuito pautado por unos pocos y estar pendiente de qué se puede hacer acá, allá o donde fuere. Pero sobre todo, me gusta reírme, y si es a carcajadas, mejor todavía. También soy una máquina de registrar datos. Siento un disfrute especial cuando lo hago. Mis amigas me llaman las “páginas amarillas”. Y hasta acá llegué para no aburrirlos hablándoles de mi. ¡Entren a descubrir el blog! ¡Para mí es un verdadero disfrute hacerlo!

Ver todas las entradas de lacitadina.

Banner observador 1 interna

Banner observador interna 2

Otra Noticias

banner observador interna 3

Not3