Cabezal

redes sociales

728 X 90

La banda nos sirve como una antena para canalizar cosas

Por amor al arte
La banda nos sirve como una antena para canalizar cosas

¿Del diseño gráfico a la música? Este es el origen común de estos tres integrantes de la banda “I´m in a cowboy band”. Tres diseñadores que encuentran en la música otra forma de expresarse y conectarse, y de paso, nos enseñan un estilo musical que no es común en la escena uruguaya

Mayo 05, 2017

 

 

“Podías curarme con sólo reír
Y mirarme con el ojo un poco torcido (…);
Se siente bien al recordar, los días más felices
Se siente bien al recordar, los días más”

Los Días Más Felices de I’m in a cowboy band

 

Por Verónica Correa. Fotos Olivia Pérez. 

Cuándo escuché que había una banda que se llamaba “I´m in a cowboy band” pensé: “Qué nombre original, qué ganas de conocerlos”. Spotify mediante, encontré sus canciones y de la curiosidad pasé a la sorpresa. Verónica Young (32), Federico Petersen (36) y Federico Eguren (35) son los responsables de darle vida a una banda que, en su propio estilo, hace un folk-country suave, bien ejecutado, sin estridencias y con gran dulzura, aporte de la voz de Vero Young. Honestamente me encantó y, sobre todo, ese mix que hacen de canciones en inglés y en español de su propia autoría.

El día de la entrevista quedamos en encontrarnos en uno de los ensayos de la banda. Se nota que la pasan bien tocando juntos y que disfrutan de lo que hacen. Cada uno de los integrantes ha ido aportando desde su lugar. Fede Petersen y Vero Young (los primeros integrantes de la banda) desde la composición de canciones, guitarra y voces; Fede Eguren desde la batería pero también desde el diseño del logo. Para ser una banda muy joven, con sólo dos años, ya tienen un disco con seis temas que se vende por Facebook y del que van por la segunda tanda. Su próximo gran desafío es grabar un sencillo en vinilo. “Hacer un vinilo es como agarrar de donde viene la música”, expresa Federico Petersen.

Señoras y señores den “Play” al ícono de Spotify y conozcan y disfruten de I’m in a cowboy band.

 

Crazy Lazy

 

 

Verónica Correa: ¿Cómo llegan a encontrarse y empezar a tocar juntos?

Federico Petersen: Vero (Young) trabajaba en una agencia en la que mi esposa sigue trabajando.

Verónica Young:  Fui especialmente a trabajar para conocer a la esposa de Fede (risas).

FP: Yo trabajo en otra agencia de publicidad, soy diseñador. Mi esposa se pone a hacer un curso de cocina y conoce a una chica con la que querían hacer algo juntas relacionado con la comida. En ese momento estaba de moda lo de las cenas secretas y desarrollaron la marca Topf. Hacían comidas de olla en casa, en invierno; la consigna era: estufa a leña, comidas de olla suculentas, vino, y lo que le faltaba a ese combo era un poco de música. Un día nos dicen: “¿Por qué no se juntan a tocar unos temas?”. Yo tocaba en otra banda, nada que ver con esto (Silverado), pero siempre me gustó este tipo de música y empezamos con algunos covers. Arrancamos a hacer versiones para esas cenas. Buscamos canciones que tuvieran un hilo como para eso, para que la gente pudiera estar comiendo y escuchando, que no tuvieras que prestar atención, pero si querías, ahí estábamos. En esos toques fue que descubrimos que nos gustaba tocar juntos y cantar.

Federico Eguren: Yo también soy diseñador gráfico, trabajé con Fede y cuando me contó que tocaba en una banda –en ese momento estaba en otro grupo de música Boomergan-, y le tiré: “Cuando vayas a grabar, llamame”, y me llamó, probamos y acá sigo.

VC: ¿Siempre dentro de este estilo?

FP: No sé como salió el estilo. Me acuerdo que una vez íbamos a hacer un tema de Elvis Presley, Burning Love, muy rock and roll, que Vero no se acordaba cómo era. El tema estaba escrito en un papel con las letras y las notas en un atril y Vero empezó a tocarlo y cantarlo de una forma que Elvis (Presley) nunca escuchó y le digo: “¿De dónde sacaste esa versión?” Y me dice: “No sé, me pareció que tenía que ser así”. Y ahí fue como que entendí una cosa que tiene Vero que es que agarra un tema y lo hace como se le canta y que además le queda divino. A partir de eso vimos la necesidad -y la exigencia- de hacer las cosas siempre con alguna variación, con una vuelta. Ahora nos pasa que tiramos una idea y entre todos la reformulamos.

 

 

VC: ¿Cómo definirían su estilo? ¿Country? ¿Folk

VY: No hay un estilo, es abierto.

FP: El nombre te lleva al country pero nada más. Al principio tocábamos cosas que si querés eran medio country pero no el más purista, primera ola, el de los años ’40 o ’50. El country al que nosotros nos referimos es más post hippie. Si Creedence no fuera una banda y fuera solista, sería una onda así.

VY: También es un paisaje que nos gusta. No estamos cerrados a nada.

FP: Exacto. Somos una banda que está abierta a cambios. Antes éramos dos ahora somos tres, capaz en algún momento somos más. Vero tiene una amiga que toca el violín y yo ya sé en qué canciones quedaría genial (ella todavía no) Estamos juntándonos con un amigo de Fede Eguren que toca el bajo y canta, y que se incorpora en breve, Javier Ifran.

VY: Además, está bueno eso de que cada uno traiga sus cosas de otro lado, porque lo soltás y fluye.

FP: Lo más importante es que funcione para las canciones y las canciones para nosotros; si nos cierra, va a estar adentro.

o

FP: “El nombre es de una canción de Bob Dylan, de la canción Nettie Moore, y la frase completa es genial, dice: ‘I’m the oldest son of a crazy man, I’m in a cowboy band’”.

o

VC: ¿Cómo surge el nombre?

FP: El nombre es de una canción de Bob Dylan, de la canción Nettie Moore, y la frase completa es genial, dice: “I’m the oldest son of a crazy man, I’m in a cowboy band”.

VY: Cuándo estábamos ensayando, Fede (Petersen) dijo: “Si algún día tengo una banda, le voy a poner este nombre”.

FP: Y quedó por ahí, y cuando fuimos a tocar al Solitario Juan, se oficializó.

o

FP: “Está buenísimo que pueda haber de todo, creo que hay lugar para la cumbia cheta y para nosotros”.

o

VC: En pleno auge de la cumbia cheta, el reguetón, estilos tan diferentes a lo que ustedes proponen, ¿cómo ha respondido la gente? 

FP: En realidad con Fede (Eguren), con quien venimos tocando hace mucho tiempo en otras bandas, vemos que hay una escena que tiene un gusto por la música country. Después, naturalmente nuestros amigos van llevando a otros amigos y se van contagiando un poco. También nos ha dejado de cara gente que nos preguntamos: “¿De dónde ha salido?”; de todas las edades, que tuvo contacto con alguno de nosotros en algún lugar que tocamos o nos escuchó por ahí y le gustó.

FE: Tocamos donde sea gracias al formato de la banda que ayuda un montón. Podemos ir con mucha cosa o con un bombo, dos guitarras, y yo creo que eso ayuda, porque el que te contrata sabe que vas y en un minuto armás todo y sos bueno.

FP: Está buenísimo que pueda haber de todo; creo que hay lugar para la cumbia cheta y para nosotros.

VY: A mí me encanta que a los adultos les guste. Uno de los toques más lindos fue con gente mayor, con la abuela de Fede.

FP: A nivel apreciación de lo que hacés, es como un agradecimiento de que vos vayas y les toques música, porque ellos no irían a escucharte a un boliche a la 1 de la mañana.


Olor a Tierra Mojada 

 


VC: ¿Cómo es el proceso creativo de sus temas?

VY: Muchos de los temas ya estaban escritos.

FP: Yo tenía uno solo, Tierra Mojada, y a partir de ahí fue como que “se abrió la canilla”.  Ese tema lo escribí en agosto y, en octubre, ya lo cantamos y salió porque me fui al campo, llovió, había olor a tierra mojada y tenía la guitarra. En las otras bandas que toqué, nunca había compuesto nada. Me daba un poco de vergüenza mostrar lo que había hecho.

o

VY: “Llegó un momento en que era como una olla a presión, o lo sacaba por algún lado, o ya era tóxico”

o

VC: ¿Es común que se sienta vergüenza de mostrar los temas a otros?

FE: Sí, siempre pasa, te sentís como un poco vulnerable. Uno lo escribe solito ahí y cuando tenés que mostrárselo a los demás…..

FP: Estás poniendo las tripas ahí; igual ya como que no me importa tanto y, si hago una canción, enseguida se las mando a los dos para que opinen.

VY: Yo tocaba en mi cuarto, no le mostraba nada a nadie. Nunca tuve una banda antes. Lo guardaba ahí, lo hacía ahí, pero llegó un momento en que era como una olla a presión, o lo sacaba por algún lado, o ya era tóxico. Justo todo se dió y ahí solté. Pero también estuvo bueno, yo siento que encontré mi voz en ese proceso en el que estaba sola. Ahora estoy feliz. Por algo se dió así.

Somos bilingües, yo compongo en inglés y Fede en español.

 

 

VC: Vero, vos tenés una voz increíble, ¿tomaste clases de canto?

VY: No, yo cantaba en casa, en mi cuarto sobre música que ponía bien fuerte, a un volumen demencial y después lo empecé a hacer con la guitarra. Al principio quizás imitaba a alguien hasta que apagué eso y me largué más con cosas mías.

FE: Cuando empecé a escuchar a Vero, y la veía antes de cada toque super ansiosa y que no podía cantar con los ojos abiertos, yo pensaba: “Ésta piba tiene tremendo poder y lo padece”.

o

FP: “A veces estar en una banda tiene como mucha boludez, estar en la chiquita, cosas que a esta altura no las dejamos entrar”

o

VC: Claro, ustedes venían con otra experiencia…

FP: Sí, muy de atrevidos en todo caso.

FE: Somos mayores, comparados con las bandas que empiezan a tocar. Si vos te ponés a mirar las bandas que se hicieron grandes, lo hicieron con las personas ya adultas. Con una madurez de persona que hace que vos puedas llegar a otra cosa porque tenés que ponerte la camiseta y laburar en serio, y creo que a nosotros nos ayuda eso. Ya somos más maduros y no estamos para la pavada. Sabemos que tenemos que laburar y a la hora de ensayar es a ensayar.

FP: A veces estar en una banda tiene como mucha boludez, estar en la chiquita, cosas que a esta altura no las dejamos entrar.

FE: Cuando sos más pendejo hay más egos, querés ser el cara linda de la banda, y creo que eso entre nosotros, al tener cierta edad, haber pasado ciertas circunstancias, experiencias de tocar, y eso, como dice Fede, no dejás entrar esas cosas. Vamos para adelante.

FP: Es que esto lo tenemos para otra cosa. Es algo que tiene que salir, que tenemos adentro y por suerte confluye en esta esquina con nosotros tres, por eso hay que cuidarlo porque obviamente a los tres nos sirve como una antena para canalizar cosas.

VC: ¿Se logran auto financiar?

FP: Por un lado está Sondor que nos da el estudio, lo cual es un montón, pero después nos financiamos con lo que se genera de los toques. La banda no nos da plata para ganar pero se autosustenta.

VY: Lo bueno es que sentís que crece, que no es un proyecto estancado.

FE: Nos estamos mal acostumbrando a que nos llamen tanto para tocar.

VY: Te da como una confianza linda que te permite disfrutarlo y no estar nervioso.

o

VY: “Está divino ese momento de cuando estás en el escenario y podés compartir todo ese esfuerzo que le estuviste metiendo”

o

VC: ¿Tienen planificado algún toque próximamente?

FP: La idea que hemos estado hablando es hacer una pequeña gira. Tener varias fechas y en distintos lugares, como para seguir tocando, que es lo que más nos gusta.

VY: Está divino ese momento de cuando estás en el escenario y podés compartir todo ese esfuerzo que le estuviste metiendo.

FP: Nos viene pasando que cuando estamos tocando, más allá de que ensayamos, se vuelve un poco sublime la cosa, y no querés que termine.

VC: ¿Es cierto que hay una adicción a tocar en vivo?

FE: Sí claro.

FP: Absolutamente.

VY: Sobre todo cuando te escuchás bien, eso es un placer.

 

 

VC: Ustedes tocan en fiestas, eventos… ¿Cómo llevan eso de la gente comiendo el bocadito y charlando mientras ustedes tocan?

FP: Si estás en un casamiento y esperás que te aplaudan después de cada tema, es que no sabías adónde ibas.

VY: Pero además ahí ves gente que está comiendo y disfrutando, gente que capaz nunca te iría a escuchar a ningún lado, pero en el fondo ves a otro que está re enganchado con tu música y llegás a esa persona y ya está.

FE: Igual siempre está el que se acerca y te dice: “Che, qué bueno lo que hacen”.

FP: Además todo te curte, cada cosa que hacés te prepara para la próxima porque las condiciones ideales son excepcionales.

VC: ¿Tienen alguna cábala antes de salir al escenario?

FP: Tomar alguna cerveza.

FE: Sí, tomar algo y que Vero nos diga: “No se emborrachen”. En realidad no tenemos ninguna cábala

VC: ¿Son muy obsesivos con los detalles?

FP: Nos gustaría ser más de lo que podemos porque no tenemos ni los recursos, ni el tiempo, ni la plata y, además, muchísimas de las veces ni se luciría. Entonces, lo que sí podemos hacer es ensayar mucho, disfrutarlo y cuando llega el momento de hacerlo, dar todo lo mejor. Nos gustaría poder poner los videos atrás del escenario, pero de cien lugares sólo tres tienen proyector. Siempre le ponemos un orden a las canciones para ir generando clima y se puede dar que al tercer tema estén colgados, o que ni bola y estén pidiendo otra muzarella. Y ojo que está bien, uno tiene que saber que son cosas que pueden pasar. Si vos estás ahí y estás haciendo lo que te gusta y bien, ya date por satisfecho.

FE: No somos obsesivos pero sí está latente un poco eso a la hora de hacer un video, o de decir: “Vamos a hacer un disco de vinilo”. No es ser obsesivo pero sí empezar a buscar ciertos detalles; un orden que va a hacer que la banda tome un colorcito.

o

FE: “Yo creo que una vez que le erraste y ves que no pasa nada, que nadie se dió cuenta dejás de errarle. Te aflojás”

o

VC: ¿Les ha pasado de equivocarse en escena?

VY: Sí. A mi cuando nos equivocamos me afloja. Ver que igual seguimos, que no pasa nada.

FE: Yo creo que una vez que le erraste y ves que no pasa nada, que nadie se dió cuenta dejás de errarle. Te aflojás. Eso de estar atento y tenso, no deja que fluya y eso hace que te equivoques más.

FP: Es que cuando disfrutás y estás como más suelto a veces ayuda a que improvises y metas firuletes que hasta vos mismo te sorprendés: “Uuuuy esto ¿de dónde salió?”. Pasa poco, pero cuando pasa es lo más.

VC: ¿Con qué otras bandas o cantantes, se sienten indentificados, además de Bob Dylan?

FP: A mi Spotify me ha hecho un favor enorme porque tiene eso que te va vinculando y conocés un montón de cosas. Hace poco que conocí una banda que aluciné, Mipso.

FE: Hay muchas bandas para escuchar, Mando Diao, Richard Ashkroft, es dios, Josh Homme, yo siempre digo que si tuviera que tener una voz de hombre sería él.

o

FP: “Si vos estás haciendo algo que te encanta y a una persona le hace bien, está buenísimo, pero si a 10 le hace bien, está 10 veces mejor”

o

VC: ¿Cuáles son los planes a futuro de la banda?

FP: A corto plazo es trabajar con Javi, este amigo de Fede que toca el bajo.

FE: La idea es que toque el bajo, la viola y también cante. Es un tipo que tira muy para adelante, sabe de música y le pone ganas, esa es la gente que necesitás tener al lado para tocar.

FP: La idea es grabar un par de temas que tenemos en la vuelta para hacer un video y hacer un simple en vinilo de siete pulgadas. Con eso hacemos un check en ese fetiche de tener un vinilo. Nosotros vamos hacia un lado, apostamos a grabar estos temas, a crear nuevas canciones, a grabar el video, a tocar en público y siempre tratamos de crecer. ¿Qué es crecer para nosotros? Tocar mejor, disfrutarlo más, llegarle a más gente, gustarle a más gente. Si vos estás haciendo algo que te encanta y a una persona le hace bien, está buenísimo; pero si a 10 les hace bien, está 10 veces mejor. Eso.

 

Los Días Más Felices 

 

 

 

Contacto

Tel. 098 991 633
Mail iminacowboyband@gmail.com
Facebook I´m in a cowboy band
Spotify 
Twitter @iminacowboyband
Instagram iminacowboyband

¿Qué opinás?

Acerca del autor

Me llamo Dolores de Arteaga y soy del 70. Amo la vida, con sus dulzuras y sus sinsabores, con mi pasado y mi presente. Tengo un largo camino recorrido como mujer y como ser humano, con todo lo que estas palabras implican. Fui niña y adolescente. Soy hija y madre, mujer de mi marido y amiga. ¿Mi marido? Mi pilar, el compañero que elegí desde que lo conocí, que nunca me cortó las alas para volar. ¿Mis hijos? Son lo más importante y fuerte que me pasó desde que nací. ¿Mis amigas? Son del alma, fueron mi propia elección, son mi otro yo, ven la vida con mis mismos lentes. sobremi Fui maestra, dueña de una tienda de segunda mano y ahora soy bloggera. Siempre digo que mis ciclos duran diez años; me gustan los cambios, reinventarme cada tanto. Me parece que las mutaciones forman parte del movimiento y de la riqueza de la vida. A partir de los 40 sentí que estaba empezando la otra mitad de mi existencia y se me despertaron gustos e intereses que quizás estaban dormidos. Me siento más entusiasta ahora que a los 20. Se preguntarán “¿qué se le dio por hacer un blog?”. Tengo intereses de todo tipo. Considero que leer es uno de los placeres de la vida, que el arte nos estimula los sentidos y que viajar nos enriquece el intelecto y el alma. Siempre me gustó descubrir la otra cara de las ciudades, hacer hallazgos donde no es fácil identificar a primera vista, descubrir y redescubrir lugares, conocer a la gente, estudiar la naturaleza humana en sus diferentes realidades, hurgar un libro hasta el cansancio, improvisar críticas de cine de lo más personales con amigas, salirme del clásico circuito pautado por unos pocos y estar pendiente de qué se puede hacer acá, allá o donde fuere. Pero sobre todo, me gusta reírme, y si es a carcajadas, mejor todavía. También soy una máquina de registrar datos. Siento un disfrute especial cuando lo hago. Mis amigas me llaman las “páginas amarillas”. Y hasta acá llegué para no aburrirlos hablándoles de mi. ¡Entren a descubrir el blog! ¡Para mí es un verdadero disfrute hacerlo!

Ver todas las entradas de lacitadina.

Banner observador 1 interna

Banner observador interna 2

Otra Noticias

banner observador interna 3

Not3